lunes, 14 de septiembre de 2009

El teletrabajo

INTRODUCCION

En la actual sociedad de la información estamos asistiendo a una transformación del entorno de trabajo en relación con la actividad profesional y empresarial. Una de las manifestaciones de este cambio es la aparición de una nueva forma de actividad laboral que está experimentando un fuerte crecimiento en los últimos años: el teletrabajo. Desde las instancias comunitarias se está promoviendo esta nueva forma de prestación laboral, a la que se considera como parte de la solución de ciertos problemas como por ejemplo la decadencia del medio rural, la protección del medio ambiente y la cohesión social entre las distintas regiones de la Unión Europea.

En relación con los aspectos legales que afectan al teletrabajo, conviene destacar que, debido a su novedad, no existe legislación específica sobre el mismo. El marco legal al que deberá ajustarse será, por un lado, el referente a las tecnologías que lo soportan, y, por otro, el que concierne a la parte contractual entre empleado y empresa.

En el caso de España, todas las tecnologías usadas como soporte deben estar contempladas en la Ley General de Telecomunicaciones de 24 de Abril de 1998. Esta Ley establece un nuevo marco jurídico caracterizado por la apertura del sector a la competencia y la consideración de los servicios de telecomunicaciones como servicios de interés general.

En lo relativo a la relación legal entre la empresa y el teletrabajo, las vinculaciones existentes entre ellos pueden ir desde un contrato a tiempo global hasta un acuerdo de trabajo libre entre ellos, pasando por contratos a tiempo parcial, o todo tipo de contrato existente en el caso del trabajo ordinario. En definitiva, la legislación está tratando de adaptarse a estas nuevas formas de trabajo, por lo que será conveniente asesorarse sobre el estado de la legislación y sobre la mejor forma de establecer las relaciones contractuales.

EVOLUCION HISTORICA DEL TELETRABAJO

Las primeras referencias que se tienen del teletrabajo se producen en EE.UU. durante la década de los 70 en plena crisis del petróleo. En esta situación, las grandes compañías americanas iniciaron procedimientos para la reorganización de sus recursos productivos, de manera que les permitieran disminuir el consumo de productos derivados del petróleo y con ello ahorrar gastos. Simultáneamente, en los ámbitos empresariales de la época, comenzaron a difundirse las nuevas teorías que consideraban la información como un recurso estratégico para la empresa.

A partir de ese momento aparecen gran número de pensadores, autores e investigadores, que propugnan nuevas formas de organización para las empresas. Aparecen nuevos tipos de trabajo, que se denominan teletrabajo porque se realizan a distancia y utilizan las telecomunicaciones. En la década de los 80 existe ya un gran número de investigadores y estudiosos del teletrabajo y aparecen sus primeros detractores.

A través de ésta evolución, se producen cambios de mentalidad en las organización de la empresa y en los propios trabajadores. Se pasa, por ejemplo, de un concepto de centralización de los servicios de la empresa, a una concepción de descentralización de la organización. De un concepto de horario fijo a otro de horario flexible. Cambia también el concepto de servicio y se redefinen las relaciones con trabajadores, clientes y proveedores.

Conviene resaltar que el teletrabajo, tal y como se viene desarrollando, está dirigido a grupos cerrados de usuarios. Estos grupos cerrados pueden ser los trabajadores de una determinada empresa, que es la que ofrece el servicio, un colectivo profesional con sus asociados o un segmento de mercado muy bien definido. Las personas pueden trabajar en cualquier sitio, a condición de que tengan acceso a las herramientas adecuadas para comunicarse de manera fácil con el resto de su organización.

DEFINICION DEL TELETRABAJO

Conceptualmente, el teletrabajo se define como "trabajo a distancia"; con ello se quiere significar que la actividad profesional o empresarial se realiza en un lugar distante del que ocupa la organización o persona para la cual se realiza el trabajo. De forma más precisa puede definirse el teletrabajo como la actividad profesional realizada a distancia y haciendo uso de las telecomunicaciones.

Las características que identifican el teletrabajo son fundamentalmente dos: el lugar donde se trabaja y la tecnología con la que se realiza el trabajo. El lugar ha de ser parcialmente independiente de la ubicación de la empresa, lo que permite que el trabajo se realice se desarrolle desde el propio domicilio del trabajador, desde un centro próximo o de forma independiente. El uso de las tecnologías de la información y de comunicaciones hace posible la actividad: el teléfono, el fax, la videoconferencia, el correo electrónico e Intranet.

Asociado al concepto de teletrabajo aparece la figura del teletrabajador, que es quien desarrolla su actividad profesional haciendo uso de servicios de teletrabajo.

La adopción de técnicas de teletrabajo se puede realizar en dos vertientes distintas: una de ellas consiste en que la implantación del servicio de teletrabajo en una determinada empresa se hace para uso interno, considerándose como una evolución de su estructura organizativa. La otra consiste en la promoción de nuevos servicios de teletrabajo como oferta a profesionales y a otras empresas, considerando dichos servicios como nuevas oportunidades para hacer negocios.

EL TELETRABAJO COMO FENÓMENO SOCIAL.

Como fenómeno social el teletrabajo está incidiendo en múltiples factores:

- En la forma de planificar el desarrollo económico.

- En los sistemas de organización del trabajo en el marco de la empresa.

- En las relaciones laborales.

- En los hábitos y comportamientos de vida.

En suma, el teletrabajo comporta una organización flexible del trabajo en un lugar diferente del que ocupa la organización con posibilidades varias según la modalidad, abarca una pluralidad enorme de actividades laborales y está abierto a distintos tipos de contrato por obra o servicio, a tiempo parcial o completo, en nómina, como colaborador o de forma independiente.

OFERTA DE SERVICIOS DE TELETRABAJO

Las formas más usuales en la que se presentan los servicios de teletrabajo son:

- el trabajo profesional o trabajo en casa.

- el centro de recursos compartidos.

- el trabajo móvil.

- la oficina satélite.

- los centros de trabajo en medios rurales o telecottages.

- las redes de Pymes o Tele-redes.

- la subcontratación de determinados procesos cuando se realiza utilizando las tecnologías de la información y de las comunicaciones.

Antes de analizar brevemente tales formas, conviene destacar cual suele ser el perfil del teletrabajador, perfil que viene determinado por estos rasgos:

- ser usuario habitual de equipos informáticos.

- realizar tareas relacionadas con el procesamiento de la información.

- tener una edad inferior a cuarenta años.

- ser trabajador autónomo.

En el trabajo profesional o trabajo en casa, el teletrabajador puede ser un profesional o un asalariado de la empresa que trabaja desde su despacho profesional o en su hogar. La actividad que realice ha de especificarse de forma clara, concreta e inequívoca y el trabajador ha de disponer de cierta autonomía, esto es, que no necesite efectuar consultas frecuentes con la estructura de la empresa para la que trabaja.

Un centro de recursos compartidos es un lugar donde existe un gran equipamiento de tecnologías de la información y de la comunicación, con un fuerte grado de integración entre las mismas, que permanecen a disposición de los usuarios del servicio a través de líneas de comunicación. En suma, se trata de centros que disponen de tecnologías que pueden ser compartidas por diversas pymes, las cuales por sí solas no pueden alcanzar el alto nivel de inversión que dichos centros conlleva. Esta es la modalidad de teletrabajo que se considera más relevante y la de mayor difusión en España.

Dentro del trabajo móvil se engloban aquellos servicios que permiten agilizar el trabajo de las personas que han de desplazarse continuamente y que son el origen de gran cantidad de información que posteriormente debe fluir hacia los sistemas de información de la empresa. Los diferentes dispositivos que se ven implicados en esta forma de teletrabajo son: el teléfono móvil, los ordenadores portátile y los terminales portátiles de captura de datos.

Las Oficinas satélite son centros de trabajo conectados telemáticamente con la sede principal de la empresa donde se ubican actividades que pueden desarrollarse independientemente.

Los Centros de trabajo en medios rurales han de estar dotados de los medios tecnológicos precisos para desarrollar productos o servicios que pueden prestarse a distancia.

Las redes de Pymes o Tele-redes constituyen un modelo de interconexión de empresas a través de una red de comunicaciones propia (Intranet), o apoyándose en las infraestructuras de Internet.

La infraestructura tecnológica del teletrabajo precisa de los siguientes instrumentos o herramientas: Servidor propio e explotación, servidores de aplicaciones y desarrollo de alta capacidad, PC’S de última generación, LAN (Local Area Network), como entorno de trabajo basado en Windows NT, Intranet que une virtualmente los tres telecentros, Software específico de diseño Websites, tratamiento de imágenes, programación en ASP, Java, J++ y Bases de Datos, acceso telefónico a través de R.D.S.I. y acceso permanente a Internet a través de una línea punto a punto de 64 kb/s.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL TELETRABAJO

Para terminar se citan las ventajas e inconvenientes del teletrabajo para el trabajador, la empresa y el entorno social.

A) Para el teletrabajador.

Ventajas

Inconvenientes

- Flexibilidad de horario de trabajo.

- Ausencia de contacto personal. Autosuficiencia para organizarse.

- Reducción del tiempo de desplazamiento.

- Ausencia de soporte inmediato

- Reducción del estrés.

- Protección social y laboral más complicada.

- Posibilidad de combinar trabajo con actividades domésticas.

- Formación para el manejo de las nuevas tecnologías.

- Elección personal del entorno de trabajo.

- Aumento de la calidad de vida.

- Mayores posibilidades laborales para discapacitados.

B) Para la empresa.

Ventajas

Inconvenientes

- Posibilidad de disponer de empleados.

- Dificultad de control de tiempo y calidad del trabajo.

- Aumento de la productividad de los empleados.

- Disminución de la confidencialidad de la información.

- Disminución de gastos de establecimiento y generales

- Dificultad para mantener la estructura.

- Reducción de absentismo laboral.

C) Ventajas para el entorno.

- Disminución del tráfico, sobre todo en áreas urbanas.

- Reducción de la contaminación, de accidentes y del impacto medioambiental.

- Nuevas oportunidades de zonas en depresión económica.

- Eliminación de problemas de despoblación.

Fuentes:

- Serie monografía "Teletrabajo". Edita Centro de Publicaciones del Ministerio de Obras Públicas Transportes y Medio Ambiente, 1994.

- IdeasEmpresariales. Discapacidad y teletrabajo. Ricardo de Lorenzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar sus comentarios. Si tuviera alguna pregunta, nosotros intentaremos responderla en el menor tiempo posible.