lunes, 14 de septiembre de 2009

Introducción al derecho laboral

El Derecho Laboral es un conjunto de reglas que protegen al trabajador en su relación de trabajo, subordinado y por tanto en situación de desigualdad, pero que al mimo tiempo le permiten en cuanto miembro de un grupo, tener cierta influencia sobre la determinación de sus condiciones de vida en la empresa.

El Tribunal Constitucional en su Sentencia de 13 de Febrero de 1984 señala que el diferente tratamiento legal de las partes del contrato de trabajo se justifica por una desigualdad socieconómica, derivada no solo de la distinta condición económica de ambos sujetos, sino también de la respectiva posición en la relación jurídica que los vincula. La función institucional del Derecho Laboral trata de superar alguna de las consecuencias de esta desigualdad con medidas correctoras que introducen determinados tratamientos favorables para el trabajador.

El Derecho Laboral regula las relaciones entre empresarios y trabajadores dentro de la empresa. Tiene un origen reciente y ligado a un contexto socioeconómico preciso. Se constituyó como un conjunto de medidas de protección en beneficio de los más débiles, para extenderse a continuación al conjunto de los trabajadores. En la relación derivada de un contrato de trabajo, la ley se limitaba a asegurar la protección contra el riesgo y el abuso.

Posteriormente, se produce una evolución en el momento en que el legislador toma conciencia de la existencia de una comunidad de trabajadores en la empresa con intereses de grupo que pueden recortar los de cada uno de ellos y al tiempo manifestar una naturaleza propia. Sin abandonar su papel de protección, el Derecho Laboral se extiende al reconocimiento y regulación de la existencia de derechos colectivos.

CONCEPTO DE DERECHO LABORAL

El Derecho aparece como un conjunto de normas públicas y privadas que regulan las relaciones derivadas de la prestación libre y por cuenta ajena de un trabajo remunerado que se realiza personalmente dentro del ámbito de organización y dirección empresarial. Participa, pues, de un carácter público (cierto intervencionismo del Estado) y privado (es fundamental el contrato de trabajo). Su autonomía como disciplina jurídica se debe a que es una materia con fuentes propias (convenios colectivos) e instituciones propias (jurisdicción laboral o social).

En suma, es un Derecho nuevo con un significado tuitivo, protector, en el que aparece una nueva fuente como fuerza social normativa: las entidades profesionales (sindicatos y organizaciones empresariales) que dan lugar a los convenios colectivos.

CONTENIDO DEL DERECHO LABORAL

Está integrado por las siguientes materias:

- El contrato de trabajo y las relaciones bilaterales surgidas del mismo.

- Las empresas como unidades de producción y la participación de los trabajadores en ellas.

- Los sindicatos y las asociaciones empresariales.

- Los convenios colectivos y los conflictos colectivos.

- La intervención administrativa y la Seguridad Social.

- El orden jurisdiccional laboral.

- El Derecho Internacional del Trabajo.

Dentro del contenido hay que referirse a la polémica suscitada en torno a si la Seguridad Social se integra o no en el Derecho Laboral. Los partidarios de la integración sostienen que ambas materias están ligadas entre sí, y que los riesgos que cubre la Seguridad Social son laborales y no genéricos. Otros autores sostienen que la Seguridad Social es una disciplina jurídica autónoma respecto del Derecho Laboral, ya que no todo beneficiario del sistema es trabajador, pues, por ejemplo, existen pensiones no contributivas de la Seguridad Social que no exigen la realización previa de actividad. Además dentro del sistema de la Seguridad Social se encuentra el régimen de autónomos, que no tienen la condición de trabajadores según el Estatuto de los Trabajadores de 24 de Marzo de 1995, sino más bien de empresarios.

CARACTERES DEL DERECHO LABORAL

Se trata de un Derecho nuevo, de formación reciente y en continua expansión y formación. Tiene un significado tuitivo o protector muy acusado. Posee un valor social acentuado con una pretensión dignificante del ser humano.

Es un Derecho formado en su mayor parte por normas imperativas o de Derecho necesario (Ius cogens), es decir, con una fuerza vinculante excepcional. Además, existe en él una nueva fuente jurídica: el convenio colectivo.

Por último, tiene un significado profesional notorio, es decir, la regulación ha de tener en cuenta permanentemente al sector laboral sobre el que ha de incidir, así como la categoría profesional del trabajador.

NOTAS CONFIGURADORAS DEL DERECHO LABORAL

El Derecho Laboral regula la actividad humana que se caracteriza por la productividad, dando lugar así al trabajo productivo, que es la acción por la que el hombre se provee de los medios materiales necesarios para subsistir. Pues bien, esa actividad, ese trabajo productivo se caracteriza por cuatro notas: ajeneidad, libertad, remuneración y subordinación o dependencia.

Ajeneidad en el sentido de oponer el trabajo por cuenta propia al trabajo por cuenta ajena. En el primero, quien trabaja retiene los frutos, es decir, es dueño de su trabajo: en el segundo, quien trabaja cede ese fruto a un tercero.

Libertad, porque ello ocurre por un acuerdo libre entre ambas partes, despareciendo así el carácter forzoso, propio de la esclavitud.

Remuneración, ya quien recibe los frutos ha de abonarlos a quien los produce.

Subordinación o dependencia en el sentido de que quien recibe el trabajo y los remunera, tiene la facultad de impartir órdenes sobre el lugar, tiempo, modo, cantidad y calidad de los frutos. Esa subordinación, que diferencia al contrato laboral del arrendamiento de servicios regulado en el Código Civil, ha sido interpretado por la Jurisprudencia del tribunal Supremo como inclusión en el círculo rector y disciplinario de una unidad empresarial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar sus comentarios. Si tuviera alguna pregunta, nosotros intentaremos responderla en el menor tiempo posible.